Monday, August 07, 2006

El Comienzo de una Locura

Pues bien, amigos, como no tengo tantas y tan maravillosas anécdotas en el medio del cómic como las tienen ya algunos de mis compañeros en el estudio, deberé limitarme a contar la historia de mi corta vida y cómo me introduje hace unos pocos años a la industria comiquera.

Todo comenzó algún día de mi temprana infancia en la que tomé un lápiz por primera vez. Bueno, la verdad ya ni me acuerdo, pero lo que sí recuerdo es que yo era muuuy fanática (y lo sigo siendo) de las Tortugas Ninja y de Piecito (La Tierra Antes del Tiempo).













Gracias a estas dos animaciones, mi imaginación comenzó a trabajar, y junto con ella, mi mano. Dicen mis padres que me pasaba las horas dibujando puros dinosaurios y de hecho hacía historias de dinosaurios con una escena por página. Y no es por nada, pero sé que eran historias realmente buenas porque recuerdo una sensación de emoción al dibujarlas y esa ansiedad de ya querer seguir dibujando la siguiente escena.

Como ya lo habrán descubierto, fui una niña criada legítimamente por la madre televisión y por el padre Walt Disney. La primera película de Disney que vi fue "La Sirenita", y hasta la fecha la sigo viendo. Todavía recuerdo la carta a Santa en la que le pedí dicha película, y él tan extraordinario, me cumplió mi deseo.


Posteriormente dibujé a los Ponnys, que también me fascinaban. Al principio dibujaba rayones tal como me salían, pero después comencé a copiar los personajes de Disney que venían en los libros de colorear de las películas. Los copiaba o calcaba y después intentaba hacerlos yo sola. Era genial porque después de varios intentos, más o menos me salía y yo me sentía bien orgullosa jejeje.

Después, otras caricaturas también marcaron mi infancia como: "Denver, el Último Dinosaurio", "Dinoplatívolos", "Pound Puppies", "Los Osos Gommi", "Chip y Dale: Rescatadores", “Aventureros del Aire”, "Capitán Planeta", “ThunderCats”, “Los Halcones Galácticos”, “Remi”, "Seabeart", "Snorkels", "Plaza Sésamo", además, porsupuesto, de todas las clásicas de Looney Toons, Hanna-Barbera, "La Pantera Rosa y el Inspector", entre muchas otras.











































Cuando me regalaron mi primera perrita de mascota, me emocioné tanto que me basé en ella para crear unos personajes que se llamaron “Dogui y Gaty” que eran un perro y un gato que vivían grandes aventuras con diferentes animalitos salvando al mundo y cosas así. Me divertía mucho al hacerlas y sobretodo al enseñárselas a los demás porque no llevaban diálogos, entonces yo les tenía que explicar qué era lo que pasaba, pero siempre intenté hacerla de tal manera que con tan solo la secuencia se pudiera entender la historia.

Estos personajes duraron tal vez unos cinco años. Por lo general dibujaba personajes que me gustaban de alguna película como “Star Wars”, “Jurassic Park”, “We’re Back” o alguna de Disney.

Continué dibujando hasta que a los nueve años mi mamá me inscribió a unas clases de pintura en las que aprendí a manejar las técnicas tradicionales de este arte como el carbón, la sanguina, pastel y óleo.




Las clases terminaron debido a que mi maestra tuvo problemas personales. A los 12 años, mi dibujo sobrevivió gracias al estreno de “Episodio I: La Amenaza Fantasma”. Sus personajes me cautivaron y, como era mi costumbre, los dibujaba también.







De hecho, hice unos dibujos medio feos que pueden verlos en: www.dmeb2.org/fanart/immadoguigaty.html. Por favor, antes de juzgarme, consideren que era yo una pequeña escuincla ignorante y desubicada en ese entonces.

Fue entonces cuando comencé a coleccionar mis primeros cómics: los de la película de Ep. I. Después se estrenó la película de X-Men gracias a la cual también empecé a coleccionar los cómics de dichos héroes.

Para entonces comencé a asistir a la Mole y TNT, pues yo buscaba alguna buena escuela o alguien profesional con quien pudiera tomar clases de dibujo formal, ya no de pintura. Para mi decepción sólo encontraba amateurs que cobraban $10 por dibujo y que en realidad necesitaban ver al personaje para dibujarlo, se tardaban media hora en hacerlo y aparte ni les salía bien el dibujo.

Por un tiempo pensé que no encontraría a nadie que me pudiera ayudar, pensé incluso en estudiar Diseño Gráfico de perdida, o incluso irme a estudiar a EU.

Pero esto no sucedió, pues mi angustia no duraría por mucho tiempo…

No se pierdan la segunda parte de este capítulo, próximamente en este mismo Blog.

3 comments:

Kekita said...

Hola, soy una metiche y leí tu post, me gustó mucho, ya quiero la segunda parte!!

altesan said...

holaaaaaaa mariiiiiii

para cuando la segunda parte??? no seas asi, si adoro tu forma de dibujar, tu forma de escribir me atrapo!!!

salu2

burro "altesan" panbolero

el_xumpepe said...

me admira saber que tambien fuiste fan de esas series de tv, ya que yo tengo 27 años y tambien me toco esa epoca, creci con los thundercats y los halcones galacticos, en fin, he visto tu trabajo en ka-boom y es muy impresionante, yo tambien dibujo a ver si despues tengo la oportunidad de mostrarte un poco de mi trabajo.
saludos.